Siempre he pensado que si tienes una habilidad o talento tienes que compartirlo, y si puedes usar ese talento para ayudar a otros, eso es aún mejor. Hoy fue la primera edición de la Feria de adopción en Granada, y pasé el día trabajando como voluntaria, tomando fotos de las pequeñas criaturas que no tienen a nadie que amar y cuidar de ellas. Espero que, al igual que en otras ocasiones, mis fotos ayuden a difundir este tipo de eventos y educen a las personas acerca de cómo estos animales son nuestra responsabilidad, dado que somos nosotros quienes los domesticamos y luego los echamos a la calle.

Si todos pudiéramos encontrar pequeñas formas de ayudarnos con nuestros dones especiales, creo que este mundo sería un lugar más suave, más unido y más feliz para vivir.